Lo Último

David Bowie.

Vida, obra y "pensamientos literarios".

Es un músico y compositor, quien ha ejercido a su vez de actor, productor discográfico y arreglista. Figura importante de la música popular durante más de cinco décadas, Bowie es considerado un innovador, en particular por sus trabajos de la década de 1970 y por su peculiar voz, además de la profundidad intelectual de su obra.
A pesar de haber lanzado un álbum (David Bowie) y varios sencillos antes, Bowie consiguió notoriedad en julio de 1969, cuando su sencillo «Space Oddity» llegó al top 5 de la lista británica de sencillos. Después de tres años correspondientes a una etapa de experimentación, resurgió en 1972, en plena era del glam rock, con su extravagante y andrógino álter ego Ziggy Stardust, gracias a su exitoso sencillo «Starman» y el disco The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars. David Buckley, su biógrafo, describe el impacto de Bowie de esa época diciendo que «retó al núcleo de la música rock de la época» y «creó, posiblemente, el personaje más importante de la cultura popular». La relativamente corta vida de Ziggy probó ser solo una faceta de una carrera marcada por continuas reinvenciones, innovaciones musicales y presentaciones visuales de todo tipo.
Bowie consiguió, en 1975, su primer éxito en Estados Unidos, gracias a su exitoso sencillo «Fame», coescrito con John Lennon y a su disco Young Americans, del cual dijo él mismo que era el disco definitivo del plastic soul (término acuñado por un músico de raza negra para describir a un artista blanco interpretando música soul). El sonido significó un cambio radical del estilo que le había hecho famoso en el Reino Unido. Después de esto, confundió tanto a su discográfica como a sus seguidores estadounidenses con el disco minimalista Low (1977), la primera de tres colaboraciones con Brian Eno. Todos estos álbumes, conocidos como la «Trilogía de Berlín», entraron en el top 5 británico, además de que recibieron elogios de la crítica.
Después de disparejos éxitos comerciales a finales de la década de 1970, consiguió números uno en el Reino Unido con el sencillo «Ashes to Ashes» y su correspondiente álbum, Scary Monsters (and Super Creeps). Colaboró con Queen en el número uno de las listas de venta «Under Pressure» para, poco después, volver a conseguir un éxito comercial con su disco de 1983 Let's Dance, del que se extrajeron los exitosos sencillos «Let's Dance», «China Girl» y «Modern Love». A lo largo de las décadas de 1990 y 2000, Bowie siguió experimentando con distintos estilos musicales, incluyendo blue-eyed soul, industrial ,adult contemporary y jungle. No ha salido de gira desde su gira musical entre 2003 y 2004 A Reality Tour y no se ha presentado en vivo desde 2006. Su más reciente disco The Next Day salió al mercado en marzo de 2013.
Buckley dice de Bowie: «Su influencia fue única en la cultura popular, ha permeado y cambiado más vidas que ninguna otra figura pública». En la encuesta de 2002 de la cadena televisiva BBC de los 100 británicos más importantes, se colocó en el puesto número 29. Ha vendido, aproximadamente, 136 millones de discos a lo largo de su carrera. Ha recibido nueve discos de platino, once de oro y ocho de plata en el Reino Unido y cinco de platino y siete de oro en Estados Unidos. En 2004, la revista Rolling Stone le posicionó en el puesto número 39 de su lista de los cien artistas de rock más importantes de todos los tiempos y en el puesto 23 de su lista de los mejores cantantes de todos los tiempos.
Legado.
Las innovadoras canciones y la puesta en escena de Bowie llevaron una nueva dimensión a la música popular de la década de 1970, influyendo sobre sus formas inmediatas y su desarrollo posterior. Pionero del glam rock, Bowie, según los historiadores de la música Schinder y Schwartz, es responsable, junto con Marc Bolan, de haber creado el género. A la vez, inspiró a los innovadores del movimiento punk. El historiador de la música Michael Campbell lo llamó «una de [sus] influencias seminales». Mientras que los músicos de este género destruyeron las convenciones del estrellato pop, Bowie siguió adelante, creando un estilo más abstracto que luego se convirtió en una influencia transformadora. Buckley comentó: «En los tiempos en los que el punk estaba reclamando la canción pop de tres minutos de duración para mostrar su rebeldía, Bowie abandonó casi por completo la instrumentación tradicional del rock». Su discográfica buscó transmitir su originalidad en la música popular con el eslogan: «Está el old wave, está el new wave y está Bowie...». El musicólogo James Perone le acredita el haber «brindado sofisticación al rock» y las reseñas de los críticos frecuentemente reconocen la profundidad intelectual de su trabajo y su influencia.
uckley escribió que en un mundo pop de principios de la década de 1970, descrito como «inflado, presumido, revestido de cuero, satisfecho de sí mismo [...] Bowie cambió las creencias fundamentales dentro del rock de su tiempo». Como John Peel lo describe: «La característica fundamental del rock progresivo de principios de 1970 es que no progresaba. Antes de que Bowie llegara, la gente no quería demasiados cambios». Buckley dijo que «subvirtió enteramente el concepto de lo que una estrella de rock debe ser», con el resultado de que «después de Bowie no hubo ningún ícono pop de su altura, porque el mundo pop que produce esos dioses del rock ya no existe. [...] El feroz partidismo del culto a Bowie es también único; su influencia duró más y fue más creativa que quizás ningún otro ente dentro del fanatismo del pop». Buckley concluye: «Bowie es una estrella y un ícono. Su trabajo [...] ha creado quizás la mayor adoración en la cultura popular. [...] Su influencia ha sido única en la cultura popular: ha permeado y alterado más vidas que ninguna otra figura comparable».
Se incluyó a Bowie en el Salón de la Fama del Rock en 1996. Debido a su perpetua reinvención, su influencia continúa ampliándose y extendiéndose: el crítico musical Brad Flilicky expresó que a lo largo de las décadas, «Bowie empezó a ser conocido como un camaleón musical, cambiando y dictando tendencias, alterando su estilo para encajar», influyendo sobre la moda y la cultura pop en un grado «sólo equiparable a Madonna».
Pensamientos Literarios.
  1. Sobre la fe y la convicción del conocimiento.
  2. Sobre la palabra religión.
  3. Sobre de qué debemos aprender.