Lo Último

Kurt Tucholsky. Sobre la voluntad de hacer.


"Lo contrario de "bueno" es "buena intención"."


Kurt Tucholsky.
Fue un periodista y escritor alemán. Utilizó los seudónimos de Kaspar Hauser, Peter Panter, Theobald Tiger e Ignaz Wrobel. Demócrata de izquierdas, pacifista y antimilitarista, Tucholsky fue un notable defensor de la República de Weimar. Como periodista comprometido políticamente y coeditor temporal del semanario Die Weltbühne junto a Carl von Ossietzky, fue un crítico de su sociedad, continuando la tradición de Heinrich Heine. Sus textos, en los que alertó sobre las peligrosas tendencias antidemocráticas de su tiempo y la amenaza del nacionalsocialismo, a menudo muestran un amargo pesimismo y una aguda sátira sobre la Alemania de su época. Tucholsky fue ya en vida un autor ampliamente leído. Críticas de teatro, de literatura en general, o textos de crítica y de opinión. Sus novelas registraron buenas ventas teniendo en cuenta el momento histórico. Por todo esto puede concluirse que Tucholsky fue un escritor con mucho éxito. Un éxito que no ha hecho más que acrecentarse desde su muerte y hasta la actualidad, y que se materializa en las nuevas ediciones que han ido apareciendo de sus obras o en la buena aceptación de que ha gozado entre las jóvenes generaciones de lectores. No obstante, él no podía conformarse con este éxito, pues su prioridad era que su obra tuviera “consecuencias”. Al final de su vida, Tucholsky se lamentó de que su obra había tenido “éxito sin consecuencias” (“Erfolg ohne Wirkung”). Tucholsky abandonó el judaísmo el 1 de julio de 1914 y fue bautizado protestante en el verano de 1918.