Lo Último

Henri de Toulouse-Lautrec. La Goulue en el Moulin Rouge.

Henri de Toulouse-Lautrec. La Goulue en el Moulin Rouge. 1891-1892. Museum of Modern Art, New York.

IMPRESIONISMO | #ARTEMODERNO

En los primeros años de la década de 1890, el club nocturno parisino Moulin Rouge sirvió a Henri de Toulouse-Lautrec de fuente de inspiración a para numerosas obras maestras. En la pintura de 1892, la bailarina La Goulue, cuya <<imagen>> con el cabello rubio recogido en un alto peinado similar a un arabesco había contribuido a forjar el pintor un año antes con su primer cartel, entra en el establecimiento. Viene acompañada de su corpulenta hermana Victorine, enganchada a su brazo, y de otra mujer bastante más joven y guapa que aparece en la derecha. El hombre fornido con sombrero de copa que aparece al fondo, el reflejo de las lámparas puestas en perspectiva en el espejo y las líneas diagonales del techo son vestigios del estilo de representación del espacio heredado del Renacimiento, mientras que en el conjunto predomina el plano superficial con un enfoque de nuevo cuño.
Las tres mujeres con sus siluetas angulosas ocupan el plano frontal del cuadro. El hecho de que el marco recorte sus cuerpos, de que Victorine incluso <<pierda>> la cara, las acerca al espectador como en un primer plano cinematográfico. Al mismo tiempo, este encuadre atrevido, este instante aparentemente casual, demuestra hasta qué punto Toulouse-Lautrec copió los grabados en color japoneses que por entonces circulaban a miles en el mercado del arte parisino. (N.W.).